viernes, 15 de octubre de 2010

LA BATALLA BOHEMIOS

Poesía de miércoles sigue en pie de lucha y perpetua victoria. Batalla tras batalla seguimos ganando la guerra y esta vez nos tocó pelear contra alcaldes, congresistas y presidentes en el Café Bar Bohemios. El primero en salir al ruedo fue el poeta limeño Roberto Salazar Gamarra acompañado de Ka luz, quien tenía en sus manos su principal arma: el poemario “Canciones” que se encargaron de presentar. El sexi Olivares paso con su bikini y un cartel alzado en manos, sonó la campanita y dio el pase a Ka Luz, quien con ametralladora en manos comenzó a matar - y como es muy meticulosa y ordenada empezó por las A - primero murió un apepista, segundo un aprista y le dio el gusto de matar a Roberto asesino a sueldo en la San Miguel quien leyó: Mis labios sin encontrar tus besos / serían nada / una lluvia que cae mojando caminos / una canción que resuena en la rocola lejana / y tu me entregas la soledad de tus manos / y la distancia de tus ojos / una canción a una aparición bajo la lluvia / un poema a un regazo sin nada / nadie / que cope una vida demasiado corta / una obsesión por el mundo. / Quisiera saber que escondes bajo esa ausente mirada / y que trabajo me cuesta decirte que me gustas / mañana mañana / seguirá el poema la lluvia los besos / el regazo. Punto para Perú, y continuó leyendo, tú no estás entre mi cielo / y mi tierra / sólo eres una imagen viajera en mi / mente. Un poco extensa la lectura, pero aplausos carajo!, todas las chicas suspiraron y el Bohemios se lleno de extraterrestres que venían del Chaska a la fuerza.
Inmediatamente cerrado el micro, entro a batalla desde la rica Lima el alucinado Luis Boceli y la cura de males Karla Ferré. Representando a nuestro Shambar Trujillano: Angie Sáenz. Ordenados en el altar Muchik de ofrendas a la poesía tomó la inicativa Luis Boceli y, con un violín prestado, se puso a derramar melodías estratégicamente para dormir a todos y que Angie y Karla nos den el estacazo final. Leyó primero Karlita: En mis ojos / quiero morir / esta noche / noche tenue / incandescente. / Noche ligada / al espasmo dilatado / que moja cada sueño / y cada brisa / con sus pinceles. / Húmeda purgando condena / en las sombras grises / y que vendada / crea fábulas / en capullos de anilina / Noche de centinela / como asiduo que / galopa las calles / arrástrame al olvido. Mato al 70% por ciento de asistentes entre ellos a Alan García Pérez, vino Beto Barriga, le dio un bastonazo para asegurarse que no despierte jamás, le puso una manzana en el hocico, le hecho un poco de chela y lo metió al Horno. Siguió en la lectura, con cautela y precisión para matar al resto de un solo tiro, la linda Angie Sáenz: No me importa / No me importa en absoluto / Es como si fueras el tobogán / Y yo la niña que cae en él / Es como, la manera en que peleamos / Las veces que lloré / Pero la pasión estaba ahí / Así que todo estará bien /
¿Bien? / No, no te creo / Cuando dices que no volverás otra vez / No te haré recordar que dijiste que no nos apartaríamos / No, no te creo / Cuando dices que ya no me necesitarás / Así que no pretendas / que no me amas en absoluto / No me importa, / Aún no me importa en absoluto / Es como uno de esos malos sueños / Cuando no puedes despertar / Es como si hubieses renunciado, / Que tuviste suficiente / Pero yo quiero más / No, no pararé / Porque solo sé / Que tú volverás / ¿Bien? / No estés ahí viéndome caer / Porque a mi, porque a mi no me sigue importando. / No, no te creo / Cuando dices que ya no me necesitarás / Así que no pretendas / que no me amas en absoluto / Porque yo no te creo.
, Al final, todos murieron, no quedó nadie para escuchar a Luis Boceli, pero el poseído lanzo su conjuro: cágate de risa, Dionisio. / Sí, cágate de risa machaskero / (a mandíbula batiente) / Nunca llegarás a definirte / ¡Homo hirónicus! / ¡Porque no eres concepto ni conclusión! / El problema quizás radica en que quieres definir tu astro-cerebro a tu / astro-año actual / (tibio error) / Confórmate con ser un barroquísimo número / y terminarás siendo una resta para la humanidad / un pájaro menos, / común denominador de dos alas / alma parapléjica / fractura de cotidiano día / tal vez esperanza / boya naranja de algún mar. Todos se levantaron, y hasta llegaron más trujillanitos ahuyentados por el aire puro de sus sucias calles y por el sabroso olor a muerte del Bohemios. Acuñita y Murgita se abrazaron y celebraron. Pero al verlos vivitos y coleando el inefable Beto Barriga le lanzó un bastonazo a Olivares, le quitó el micro y grito!: Parad Hijos del mal, he venido yo vuestro salvador a darles vida eterna. Os daré lo mejor, os matareee!! e incendió todo con su fuego interior y morimos todos, Salvo los que ya estábamos muertos: Milla, Olivares, Chacón y Ka luz. Al final murieron todos, menos la poesía!.
Fin.
Tan! Tan!
................................................

El Diablo David nos recuerda: Como dice Jesús El Cristo “Donde hayan dos en mi Nombre, allí estaré!” Igual la Poesía está donde hayamos dos o más que la convoquemos: ese será nuestro templo. Si bien por ahora nuestra casa-poética habitual “El Chaska” está en remodelación este no es ni será impedimento para que Poesía de Miércoles siga con vida. Por eso agradecemos al Café Bar Bohemios y al Colegio de Arquitectos de Trujillo, al primero por acogernos y cobijarnos en nombre de la poesía el pasado miércoles y al segundo por su apoyo en la edición especial de Poesía de Miércoles para acogernos en el homenaje al gran poeta y filósofo peruano ALBERTO BENAVIDES GANOZA, donde nos acompañarán el también grande BETO ORTIZ, y más locos artistas en escena.

Jonathan Chacón Año

1 comentario:

Actividades Pedagógicas y Ecoturísticas dijo...

Hermanos continuen haciendo que la belleza y la horripilancia dancen en un baile hacia el infinito y además laboren en el derrotero de la docencia de la vida, que es labor inexpugnable del artista.